sábado, 30 de mayo de 2009

Con aroma de vainilla

un abrazo muy apretado
y todo comenzó
pláticas de un "tontito" sin amor
nervios en un coche paralizador

gracias por hacerme creer de nuevo en el amor
me motivas hasta el infinito y el resplandor
y aunque falte la privacidad en nuestro espacio interior
a mi alma la llenas y la rellenas de sabor

en el instante en que mi universo se vuelven tus labios
se inmortaliza su tiempo en mí despacio
protegiéndome de la atmósfera tus brazos
y tu aroma de vainilla llega a mi espacio

de cierta forma terminé regresando
a la persona que nunca fui
porque apenas estoy mirando
los ojos que no me vieron así

-Daniel Pineda

1 comentario:

Iriana dijo...

Gracias! Porque tus líneas siempre me hacen sonreír y recordar lo afortunada que soy.